close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • CIENCIA POLACA

  • LA CIENCIA POLACA

    La ciencia no tiene fronteras. Los científicos también han olvidado ya su existencia. En las universidades e institutos polacos trabajan investigadores extranjeros, los profesores polacos salen para impartir clases fuera del país. Los esfuerzos de los investigadores polacos muchas veces se vieron coronados por descubrimientos importantes a nivel mundial.

    biotechnolog

    La ciencia de todos los días.

    Tadeusz Sendzimir elaboró la tecnología de laminación continua de chapas. Sus inventos fueron introducidos primero en los Estados Unidos, donde sendzimir process es, hasta hoy día, un término de uso común entre los ingenieros.

    Ludwik Hirszfeld fue el primero en dirigir investigaciones sobre los grupos sanquíneos, su división y los mecanismos de herencia. Introdujó el método de marcarlos con símbolos (A1, A2, B, AB y 0), aceptado en todo el mundo desde 1928.

    A veces el descubrimiento se adelanta a su época. Así sucedió con los trabajos de Jan Czochralski. En 1916 descubrió por casualidad un método genial de obtener grandes cristales de metal y semiconductores. Hoy día sin él no habría existido la electrónica ni ninguno de los aparatos que contienen elementos de silicio: televisores, teléfonos, robots.

    También los descubrimientos del Prof. Andrzej K. Tarkowski se adelantaron a su tiempo. Colaboraba con la Dra.Anne McLaren de Gran Bretaña, se ocupaban de examinar los embriones en las primeras etapas de su desarrollo. Fueron los primeros en cultivar embriones de ratones fuera del organismo materno (in vitro). Por sus méritos el Prof.Tarkowski recibió en 2002 en premio Japan Prize, considerado un equivalente del Premio Nobel.

     

    Astronomía.

    En cuanto a la astronomía uno de los personajes más famosos era Nicolás Copérnico (Mikołaj Kopernik), el que "paró el Sol y movió la Tierra". Alrededor del año 1510 en la obra "Commentariolus..." esbozó por primera vez la nueva teoría del movimiento de los planetas, según la cual los planetas circulaban alrededor del Sol, y no al revés.

    Lo sigió Jan Heweliusz (Hevelio), quien investigaba la superficie de la Luna usando el telescopio más grande de su época, de 50 metros de diámetro. Por sus descubrimientos, conocidos en toda Europa , en 1664 fue admitido como miembro a la Real Sociedad de Londres.

    Los trabajos de Michał Kamieński permitieron establecer con más precisión las fechas de los eventos antiguos, cuya datación había sido incierta o imposible (la destrucción de Troya, aprox. 1150 a.C.; el hundimiento de la Atlántida, aprox. 9540 a.C.). Los astrónomos polacos no se ocupaban sólo de los aspectos teóricos.

    Mieczysław Bekker era un constructor y teórico de vehículos, trabajó para General Motors en Santa Barbara, asesoraba a los ejércitos estadounidense y canadiense. Fue el autor del concepto y el coautor de la construcción del vehículo lunar usado en las expediciones Apollo 15, Apollo 16 y Apollo 17.

    Sin embargo, el astrónomo polaco contemporáneo más conocido es Aleksander Wolszczan. Ha sido el primero en demostrar la existencia de un sistema planetario fuera del nuestro Sistema Solar. En 1992 encontró tres planetas que circulan alrededor de pulsar PSR B1257+12 en la constelación de Virgo.

     

    Matemáticas.

    Los matemáticos polacos tuvieron grandes méritos durante la II Guerra Mundial. En 1932 tres jóvenes matemáticos (Marian Rejewski, Jerzy Różycki y Henryk Zygalski) empezaron a colaborar con la Oficina de Códigos del servicio secreto y descubrieron los códigos de la máquina cifradora alemana Enigma.

    El desarrollo de la lógica debe mucho a un grupo de investigadores polacos, quienes a finales del siglo XIX y principios del siglo XX crearon la llamada escuela Lvov-Varsovia, dirigida por Kazimierz Twardowski. Era la tercera escuela filosófica del mundo. Kazimierz Twardowski introdujo la diferencia fundamental entre el contenido y el objeto de las imágenes.

    La teoría filosófica de Tadeusz Kotarbiński negaba la existencia de fenómenos psíquicos, de acontecimientos. No hay lluvia, sólo hay gotas que caen, realidad sólo existen las cosas materiales.

    Entre los matemáticos polacos más conocidos universalmente se encuentra Stefan Banach, uno de los autores del análisis funcional. Su obra Théorie des opérations linéaires (1932) fue el primer intento en el mundo de elaborar una teoría general de los espacios lineales-métricos.

    Otro científico reconocido en el foro internacional es Zenon Mróz, cuyas obras concernientes a los procesos de deformación de materiales sirven, entre otros, a las grandes empresas como General Motors para calcular la fatiga de los elementos de automóviles. El profesor Zenon Mróz trabaja como asesor de la empresa estadounidense Mechanical Testing System.

     

    Física y química.

    Los polacos fueron precursores en muchos campos del conocimiento, aunque sus logros no son muy conocidos. Por ejemplo, siempre se han considerado los americanos pioneros en la industria del, petróleo, aunque fue un polaco, Ignacy Łukasiewicz, quien en 1856 fundó la primera mina de petróleo. Sin embargo, no son logros comparables con el descubrimiento de la radiactividad y de dos elementos químicos nuevos por la investigadora polaca más famosa, Maria Skłodowska-Curie, galardonada dos veces con el Premio Nobel, en 1903 de física por los trabajos sobre la radiactividad y en 1911 de química por el descubrimiento del polonio y el radio. Es una personalidad excepcional en la galería de los científicos polacos y una de las primeras mujeres en el mundo de la ciencia.

    Los polacos muchas veces han cooperado con los investigadores más eminentes del mundo. Uno de ellos es Leopold Infeld, quien conducía investigaciones en el campo de la teoría de la relatividad. Junto con Max Born, ganador del Premio Nobel, trabajó sobre el campo electromagnético y formuló la ley de electrodinámica de Born-Infeld. Después trabajó junto con Albert Einstein.

    Wojciech Świętosławski, el autor de la termoquímica moderna, fue dos veces candidato al. Premio Nobel. Fue también el vicepresidente de la Unión Internacional de Química Teórica y Aplicada (IUPAC) y el autor de las bases de una nueva rama de la química física: la poliazeotropía.

    Otras personas con muchos méritos para el desarrollo de la física son Jerzy Pniewski y Marian Danysz, que en 1952 descubrieron nuevas partículas elementales, los hipernúcleos. Este descubrimiento ha significado a la vez el descubrimiento de un nuevo estado de la materia: la materia hipernuclear.

    Todos conocimos en la escuela la tabla periódica de Mendeleiev. Adam Sobiczewski demostró, gracias al descubrimiento de la llamada "isla de estabilidad", que la tabla periódica de Mendeleiev no está completa.

     

    Medicina y biología.

    Los médicos polacos cobraron fama en el mundo ya en el siglo XVI. Como los primeros investigaron los casos de sífilis y racionalizar los métodos de su curación. Se ocupaban también de la anotomía. El desarrollo de la medicina sin la participación de Jan Antoni Mikulicz-Radecki habría sido mucho más lento. Mikulicz-Radecki fue el fundador de la cirugía moderna y el pionero en la aséptica. Elaboró y describió varias cirugías laringológicas, se ocupó también de la ortopedia e influyó en su desarrollo.

    Muchos méritos en el campo de la lucha contra las enfermedades tiene Rudolf Weigl, quien organizó las investigaciones sobre el tifus exantemático, describió la bateria que lo causa, elaboró el método del cultivo de las bacterias en el intestino del piojo y la vacuna. Cuatro veces fue propuesto como candidato al. Premio Nobel.

    El profesor Hilary Koprowski elaboró la vacuna contra la poliomielitis (la enfermedad de Heine-Medin). Su uso rebajó de manera significativa la mortandad de niños de varios miles de casos al año casi a cero.

    Aparte de la lucha contra las enfermedades y sus consecuencias, los médicos polacos han hecho varios descubrimientos en cuanto a la fisiología. Muchos de ellos resultaron en el desarrollo de nuevas ramas de la medicina, tales como la endocrinología o la genética.

    El parteaguas en la fisiología fue obra de Napoleon Nikodem Cybulski, quien en 1895 descubrió las hormonas de las cápsulas suprarrenales (adrenalina, noradrenalina y dopamina). Como fueron las primeras hormonas descritas,a Cybulski hay que considerarlo el padre de la endocrinología.

    Otro gran descubridor de los procesos biológico-químicos fue Marcel Nencki, estableció la estructura de la hemo y separó hemina de hemoglobina. Sus trabajos confirmaron la unidad química del reino vegetal y animal.

     

    Tecnología.

    Algunos de los polacos han sido autores de varios logros espectaculares en el campo de la tecnología y sus trabajos no se limitaron sólo a su propio país.

    Ernest Malinowski al final del siglo XIX diseño y construyó la vía de ferrocarril más elevada del mundo: Callao-La Oroya en Perú. Ralph Modjeski construyó varios puentes en EE.UU.. Stefan Drzewiecki se hizo famoso como constructor de los primeros submarinos (1877) y el autor de la teoría del vuelo de planeo, construyó los primeros laboratorios aerodinámicos del mundo. Tuvo una gran influencia en el desarrollo de la construcción de aviones de motor y de la hélice.

    Jan Szczepanik patentó el método fotoeléctrico de producción de telas de colores, comenzó los trabajos sobre el telégrafo sin cable y la transmisión de las imágenes. Uno de sus inventos más interesantes fue el fotoscultor, que permitía copiar esculturas, y el chaleco antibalas hecho de seda, que le salvó la vida al rey de España Alfonso XIII en un atentado.

    Los trabajos de Janusz Groszkowski y el método que elaboró influyeron en la construcción de los generadores a base de tubos. Construyó también el primer magnetrono, que ahora sirve de base para los redares.

    Uno de los constructores polacos más conocidos es Wacław Olszak, el fundador y director del Centre Internacional des Sciences Mécaniques en Udine. El profesor Olszak se hizo famoso por las obras sobre la teoría de la plasticidad, utilizada en la construcción de grandes puentes.

     

    Humanidades y ciencias sociales.

    Las ideas humanistas polacas se asocian, sobre todo, con Ludwik Zamenhoff y Bronisław Malinowski.

    Ludwik Zamenhoff, para facilitar la comunicación entre los pueblos de diferentes razas y culturas , creó un nuevo idioma artificial, basado en las estructuras de las lenguas romances y- en menor medida - germánicas. El esperanto, porque así se llama este idioma, se rige por dieciséis reglas sin excepciones y su léxico abarca alrededor de 100 mil palabras. En 1908 se constituyó la Unión Mundial de Esperanto que funcciona hasta hoy día y desde 1954 forma parte de la UNESCO.

    Bronisław Malinowski es el más famoso entre los etnólogos y antropólogos polacos. Sus investigaciones conducidas entre los años 1914-18 en Nueva Guinea i las Islas de Trobriand afirmaron su posición como uno de los más eminentes representantes del funcionalismo en la antropología.

    En los años 30 del siglo XX empezó a triunfar la arqueología polaca.

    El egiptólogo, aqueólogo e historiador Kazimierz Michałowski (1901-1981) dirigió las expediciones polaco-francesas a Edfu (Egipto). Gracias a la inniciativa del profesor Michałowski fue establecida en el Cairo la Estación Polaca de Arqueología del Mediterráneo de la Universidad de Varsovia. Su otro logro importante fue la reconstrucción del templo de Tutmés III y la dirección de un comité internacional de expertos. El profesor descubrió también los famosos murales de Faras.

    En cuanto a la filosofía polaca, uno de los personajes más famosos era Roman Ingarden, se ocupaba de los problemas de la diferenciación de los objetos reales y puramente intencionales.

    La fisolofía es también el campo de investigación de Leszek Kołakowski, un profesor en Oxford, quien se ocupa de la mística del siglo XVII, los problemas de la cultura y, sobre todo, la relación entre la fe y la concepción materialista del mundo.

    Con la Universidad de Oxford está relacionda la persona de Michal Kalecki, quien desarrolló las bases de la moderna teoría de la coyuntura en el sistema capitalista. En 1970 M.Kalecki fue propuesto como candidato al Premio Nobel de economía.

     

    Ciencias de la Tierra.

    Los fracasos de las sublevaciones causaron la emigración de sus participantes, incluidos muchos científicos. Hasta hoy en la mapa del norte y oriente de Rusia podemos encontrar nombres polacos: las Montañas de Czerski, las Montañas de Czekanowski o varias especies de mamíferos y peces.

    Benedykt Dybowski durante muchos años investigó el lago Baikal, en cuyas aguas descubrió casi 400 especies de animales desconocidos.

    Ignacy Domeyko escogió el camino hacia el Occidente. Se fue a Chile, donde elaboró un mapa geológico de ese país , describió las formaciones rocosas del jurásico y descubrió el yacimiento de arseniuro de cobre, que en su honor fue nombrado "domeykito". Domeyko fue rector de la Universidad de Santiago de Chile.

    Paweł Edmund Strzelecki fue el más eminente geógrafo de Australia del siglo XIX. En Canadá encontró yacimientos de cobre y al mismo tiempo hizo observaciones a cerca de la vida y las costumbres de los indios hurones. En Australia descubrió grandes yacimientos de oro. En 1840 escaló el pico más alto del continente y lo nombró Monte Kościuszko. Fue aceptado como miembro de la Real Sociedad y de la Sociedad Real de Geografía, y en 1860 recibió el doctorado honoris causa por la Universidad de Oxford.

    Otro gran viajero y descubridor fue Henryk Arctowski, goefísico y geógrafo, investigador de las zonas polares, coorganizó y dirigió la expedición antártica. Elaboró un mapa batimétrico de una parte de los mares antárticos. Conoció Spitsbergen y los Lofotes. Su nombre lo lleva un glaciar, una montaña en Spitsbergen, una península y la estación polar polaca.

     

    Los últimos logros.

    El equipo dirigido por el Profesor Sylwester Porowski se ha adelantado a los institutos más importantes de todo el mundo en cuanto a la tecnología de producción de láser azul. El aparato fue construido en el Centro de Investigación de Altas Presiones de la Academia de Ciencias de Polonia. El uso de un diodo láser, que emite una luz azul, permitirá cuatriplicar la cantidad de información grabada en discos ópticos, lo que significa que los discos CD-ROM serán más "eficaces". Los diodos azules encontrarán su lugar también en el diagnóstico de enfermedades y en la protección del medio ambiente.

    También los arqueólogos polacos en 2001 terminaron sus investigaciones con gran éxito. El equipo del Departamento de Arqueología del Mediterráneo de la Academia de Ciencias Polaca descubrió en Egipto unas tumbas de la época del Imperio Antiguo. En Sinada la expedición polaca descubrió una iglesia que probablemente servía de mausoleo de los reyes de Nubia. En Dongolia Vieja (Sudán) una misión arqueológica descubrió varias decenas de murales en el monasterio de la Santísima Trinidad, que completan la famosa colección de murales de Faras.

     

    Print Print Share: