close

  • Ser fiel a mi Patria, la República de Polonia
  • LENGUA POLACA

  •  

    El "ceceante" idioma polaco, difícil de aprender para los extranjeros, es un idioma eslavo occidental del grupo de lenguas indoeuropeas. En la Alta Edad Media los eslavos abandonaron sus territorios entre los ríos Oder y Dniéper y poblaron casi todo el Centro, Oriente y Sur de Europa. Por el oeste llegaron hasta el río Elba, por el este hasta los ríos Volga y Dzwina y por el sur hasta los Balcanes. La creación de tres grupos lingüísticos: eslavos, occidental, oriental y meridional, es el resultado de esta expansión. Al grupo occidental, aparte del polaco, pertenecen los idiomas checo y eslovaco; aunque ambos difieran del polaco, los parecidos son tan grandes que un polaco, un checo y un eslovaco se entenderán sin necesidad de intérprete.

    libro


    La lengua polaca empezó a formarse en el siglo X. Un factor decisivo fue el surgimiento y el desarrollo del estado polaco. En 966 Mieszko (Micislao) I, duque de la tribu de los polanos que habitaba en Wielkopolska (Gran Polonia), fue bautizado después de que reuniera varias tribus de cultura e idiomas parecidos que habitaban las cuencas de los ríos Vístula y Oder. El cristianismo trajo consigo el alfabeto latino y el polaco, que hasta entonces había sido un idioma hablado (los eslavos no conocían la escritura), pasó a ser una lengua tanto hablada como escrita. La escritura, al principio exclusivamente latina ya que provenía de los círculos eclesiásticos, de vez en cuando se enriquecía con nombres eslavos. Se han conservado tres documentos escritos del primer período del polaco en los que se incluyen nombres personales y geográficos polacos. El más antiguo de ellos, Dagome iudex, es un acta de la entrega del ducado de Mieszko I bajo la protección del papa, fue creado alrededor de 990-992. Esta escritura contenía, entre otros, una descripción de las propiedades de Mieszko e información sobre las plazas fuertes más importantes: Gniezno y Cracovia. En la bula del papa Inocente IV de 1136 se mencionan 410 nombres topográficos y personales que parecen polacos mientras que en la bula de Adrián IV de 1155 se enumeran 50 nombres de este tipo. La infiltración del polaco y el latín hizo que en el siglo XIII los eclesiásticos polacos con formación latina formulasen las primeras reglas del polaco escrito.

    Los primeros textos polacos escritos son traducciones de oraciones y sermones latinos, "polonizados" para que los fieles supieran a quién rezan y por qué. Un testimonio de aquellos tiempos y de las dificultades que causaba el polaco y la poca fe del populacho son los Sermones Swietokrzyskie de la segunda mitad del siglo XIII. Atestigua la vitalidad de la lengua polaca El Salterio de David, traducción de un libro canónico del Antiguo Testamento procedente de la misma época encargada por la duquesa Kinga. Uno de los monumentos más antiguos del idioma polaco es la Bogurodzica (La madre de Dios), una canción religiosa cuyos principios están envueltos en un aire de misterio. A pesar de que se escribiese por primera vez en el siglo XV, su vocabulario arcaico, ya entonces considerado existente "desde siempre", parece afirmar que fue inventada unos siglos antes, posiblemente no muchos anos después del bautizo de Mieszko I.

    A partir del siglo XIII los extensos textos religiosos (extensos para la época) se vieron en tímida compañía de los primeros textos profanos. Estos principios del idioma polaco conservados gracias a la escritura consisten en dos frases: una dicha por un campesino y la otra por uno de los soberanos. Alrededor del año 1200 el abad Pedro, autor del Libro de Enrique decidió escribir la frase de un tal Boguchwal, que al ver a su mujer trabajar duramente en un molinillo manual, dijo con sacrificio: "Day ut ia pobrusa, a ti poziwai", que se podría traducir como: "Deja, que yo trabajaré y tú come algo". No sabemos si la mujer le contestó: "Gracias, marido mío, eres bueno y me cuidas o a lo mejor: Por fin, hombre vago te has dado cuenta, ya que el abad Pedro no lo menciona". El 9 de abril de 1241, durante la primera invasión mongola, al final de la batalla de Legnica perdida por los polacos, Enrique el Probo dijo con desesperación: "Gorze sie nam stalo" (Nos ha sucedido una desgracia).

    En 1440 Jakub Parkoszowic de Zurawica, en su tratado sobre la ortografía polaca escrito en latín, emprendió el primer intento de codificar las reglas del polaco. En la misma época se empezó a usar el polaco para levantar actas jurídicas y en los libros judiciales. Un poco antes, sobre 1400, se había escrito, en polaco, el primer poema de tema profano dedicado a los placeres de la mesa. Sin embargo, el primer verdadero diccionario polaco fue escrito cuatro siglos más tarde. Entre los años 1807 y 1814 en Varsovia fue editada una obra de seis tomos (1200 ejemplares cada uno) de Samuel Bogumil Linde. En seiscientas páginas de 23 x 30 cm el autor describió 60.000 palabras polacas.

    libro

    El idioma polaco es un idioma flexivo con siete casos, dos números, cinco géneros en singular y tres en plural. A los verbos se aplican categorías de persona, tiempo, modo, voz y aspecto. A diferencia de los demás idiomas eslavos en polaco siguen existiendo vocales nasales. También el acento es diferente: suele caer sobre la penúltima sílaba (en las demás lenguas eslavas el acento se "mueve" como en ruso o se acentúa la primera sílaba como en checo o eslovaco). La apofonía polaca consiste en la transición de la vocal e, precedente a una consonante dura labiodental, en a u o. Muy típico de la lengua polaca es que el tema de una palabra tenga variantes.

    Aprender la ortografía polaca, y sobre todo en lo que se refiere a las palabras que contienen z (con punto encima) y rz, u y ó, h y ch, que, a pesar de que se pronuncien igual, se escriben diferente, es un problema tanto para extranjeros como para polacos. La gramática y puntuación polaca tienen muchas reglas y el doble de excepciones; será esa la razón por la que se considera uno de los idiomas más difíciles del mundo.

    El polaco tiene cinco básicos dialectos populares:
    slaski (de Silesia),
    malopolski (de Polonia Menor),
    mazowiecki (de Mazovia),
    wielkopolski (de Gran Polonia)
    y kaszubski (de Kaszuby),
    eco de antiguos dialectos tribales que durante el desarrollo de la lengua polaca sufrieron grandes modificaciones y metamorfosis. Se formaron sobre todo lejos de grandes centros urbanos, entre habitantes de pequeñas ciudades y nobles y campesinos de los pueblos. Dentro de cada dialecto se distingue un grupo de jergas y el factor que decide su inclusión en uno u otro dialecto son fenómenos lingüísticos típicos y repetitivos. Las jergas difieren del idioma polaco general en vocabulario, sintaxis, fonética y morfología. En las regiones de Mazury o Mazovia es típico el fenómeno denominado como "mazurzenie" análogo al seseo español ya que consiste en sustituir las consonantes sz (sh) y cz (ch) por s (s) y c (ts). En algunas regiones las consonantes nasales se pronuncian sin resonancia nasal, en otras se pronuncia una y nasal en vez de una e. Las diferencias flexivas son formas abreviadas, por ejemplo zrobim (haremos) en vez de zrobimy. En la jerga hay huellas del polaco arcaico; el mejor ejemplo es el uso de la terminación e en el genitivo de algunos sustantivos en vez de la y. Otro rasgo típico de las jergas es la reducción del número de terminaciones en las declinaciones. Lo que también diferencia las jergas del polaco general es la saturación del vocabulario con diminutivos locales, nombres relacionados con la agricultura, palabras que cayeron en desuso general o palabras que nunca llegaron a ser de uso general. Uno de los dialectos, el kaszubski, es considerado, por algunos lingüistas, lengua independiente.

    Un fenómeno interesante, posterior al año 1945, es el proceso de formación de nuevos dialectos mixtos en el norte y oeste del país donde después de que acabase la II Guerra Mundial se estableció gente de todas las regiones del país.

    Los extranjerismos constituyen una parte del idioma polaco. Son préstamos de otras lenguas que se han incrustado en la estructura del polaco. Los más numerosos son anglicismos (préstamos del inglés), galicismos (del francés), germanismos (del alemán), latinismos (del latín) y rusicismos (del ruso). Sobre la influencia de los distintos idiomas decidieron varios factores. A veces era la fascinación por la cultura (galicismos), a veces los procesos históricos como el reparto de Polonia (germanismos, rusicismos) o el bautizo de Polonia (latinismos). El latín se aprovechó desde la Edad Media. En los tiempos de formación del estado polaco y orden cristiano el polaco se vio afectado por el vocabulario relacionado con la religión y los ritos, muchas veces a través del alemán o del checo (por ejemplo: aniol [ángel], msza [misa]). Hoy la influencia del latín se deja ver sobre todo en la nomenclatura científica.

    Los germanismos saturaron la lengua polaca en el siglo XIX como resultado de la política germanizadora del ocupante. Es difícil imaginar el polaco sin obvios calcos lingüísticos como: czasopismo [revista] (Zeitschrift), dworzec kolejowy [estación de ferrocarril] (Bahnhof) o swiatopoglad [concepción] (Weltanschauung).


    Del mismo modo y de la misma época proceden los abundantes rusicimos. La segunda gran ola de préstamos de este idioma tuvo lugar después de la II Guerra Mundial, cuando Polonia se halló entre los países de la democracia popular dependientes de la Unión Soviética. De esa época datan préstamos como: kolektyw (colectivo), kolhoz (koljós) o gulag.
    El idioma francés influyó en la lengua polaca en el siglo XVIII cuando era de uso general entre la gente que apiraba a ser alguien; el francés era entonces lo que hoy el inglés. Los préstamos del francés funcionan en el vocabulario referente a todas las actividades humanas: (makijaz [maquillaje], mansarda [buhardilla], koniak [conac], apaszka [panuelo de cuello]).


    En los años de posguerra predomina inglés. A partir de los años setenta la saturación del polaco con vocabulario inglés es cada vez más obvia y a partir de los los anos noventa los lingüistas no hablan de influencia del inglés en el polaco sino en una verdadera invasión de anglicismos.

    libro

    Contactos:

     

    Aprendamos polaco!

     

    http://www.polonica.edu.pl/

     

     

    http://www.studyinpoland.pl/

    logo

    Print Print Share: